jueves, 3 de marzo de 2011

¿De donde vienen los niños?


Sin duda, los padres suelen quedarse más desconcertados por esta curiosidad del niño que éste al recibir una respuesta verdadera. En realidad, para explicar el embarazo y el nacimiento no hacen falta adornos ni misterios. Es bueno hablar de ello con naturalidad y adecuándose al vocabulario del niño. Así, por ejemplo, se le puede explicar que el bebé crece dentro de una bolsa especial que hay en el vientre de las mamás y se puede agregar que nace saliendo de un orificio que sólo tienen las mujeres cerca de donde está el otro por donde sale el pipí. Debe tenerse en cuenta que, hasta los 6 u 8 años, los niños ignoran dos aspectos de la sexualidad adulta: la existencia de órganos sexuales internos femeninos, no visibles como lo es el pene, y la función del esperma en la reproducción. Sin embargo, se debe explicar al niño que el papel del padre y de la madre en el momento de «hacer niños» es distinto, aunque ambos son necesarios para crear vida. Y que la unión del hombre y la mujer es fruto de un impulso de amor y ternura, y al mismo tiempo, un placer.

LO QUE SE IMAGINAN LOS NIÑOS La actividad fantasiosa de los niños es variada e inagotable, pero, en particular, los enigmas sobre el origen de la vida les suscitan tanta curiosidad y estimulan tanto su imaginación que, aunque nadie les explique nada, o incluso aunque se lo expliquen todo con detalle, tanto los niños como las niñas construyen sus propias versiones sobre lo que hacen los padres y las madres. Según la edad que tengan, sacarán de lo que observen sus propias conclusiones, y se imaginarán diversas cosas acerca de cómo «se hacen» los bebés y por dónde salen.

En general, las teorías sexuales infantiles más habituales son:

* Cuando los mayores se dan un beso...
Es común que los niños crean que, al besarse un hombre y una mujer, «están haciendo» un bebé y que compartirán ambos el momento del nacimiento, que suponen que tendrá lugar dentro de muy poco tiempo.
* El bebé sale por el ombligo de mamá
Si la mamá lleva al bebé en la barriga y, cuando crezca demasiado, tiene que salir de ahí parece que el agujero por donde es más fácil que salga es el ombligo de mamá.

Sabiendo que "cuando papá y mamá se quieren mucho pueden tener un bebé)" el niño identifica sus besos con el proceso de reproducción.

* Por donde salen los niños
Y si el niño sabe que el bebé no sale por el ombligo de la madre, puede pensar que lo hace por el ano. Lógicamente, así tanto los hombres como las mujeres pueden «tener niños»

Asimismo, también es muy común que los niños asocien el hecho de que el padre y la madre se desnuden juntos o «se enseñen el trasero» con el nacimiento de un hermanito.

El hecho de asociar el parto con la defecación resulta habitual en niños pequeños.

El orificio por donde salen los niños constituye para el niño uno de los grandes enigmas relacionados con la sexualidad.

LA CIGÜEÑA Y OTROS CUENTOS La curiosidad del niño acerca de dónde vienen los bebés crece cuando se le anuncia la llegada de un hermanito. En estas circunstancias, los padres deben saber que el cuento de la cigüeña que trae los bebés de un país lejano, volando durante muchos días, sólo le producirá asombro y desconfianza.
Otros cuentos muy generalizados -como el del niño que se encuentra debajo de una col, o en una cesta que viene del mar- y que pretenden dar una versión metaforizada de la realidad sólo ayudan a confundir más todavía su imaginación infantil. Evidentemente, los padres se equivocan al utilizar este método, que a la larga sólo pondrá en entredicho la confianza que el niño ha depositada en ellos.

Las mentiras de los padres resultan tanto más desconcertantes para el niño cuando se contradicen claramente con sus observaciones

EL DERECHO A LA VERDAD
Aunque al hablar con los niños debe especificarse que los hombres y las mujeres son seres distintos de los animales y las plantas, y por lo tanto no se reproducen exactamente de la misma manera que éstos ya que las personas necesitan además del amor mutuo para desear tener un bebé, pueden aducirse ejemplos de la vida natural para explicarles la verdad sobre la sexualidad y la reproducción.
Desde la semilla que se planta en la tierra y da plantitas y flores después de haberla regado, pasando por las abejas que buscan el néctar en las flores para fabricar la miel, hasta los animalitos que, después de haberse acoplado, tendrán crías, muchos ejemplos pueden resultar ilustrativos y permitirán al niño formarse una idea al respecto Los niños son personas que experimentan un proceso de constante evolución y que, por lo tanto, un día entenderán perfectamente lo que les han explicado y otro día no, pero siempre, sin excepciones, tienen derecho a recibir informaciones verdaderas, Por ello, los padres deben ser sinceros ante la ingenuidad de sus hijos y no aprovecharse de ella para fabular historias mentirosas que sólo pueden confundirles, porque a la larga o a la corta saldrán perdiendo la confianza de sus hijos, uno de los valores más preciados, y también más escasos, de hoy en día.
Dr. Pedro Barreda

No hay comentarios.: