viernes, 4 de noviembre de 2011

Niños aprendiendo a recortar con tijeras


A partir de los tres años, los trabajos manuales ayudan a desarrollar la creatividad de los pequeños. Contribuyen a perfeccionar su motricidad fina y a mejorar su destreza manual.


Las tijeras pueden ser un elemento muy divertido para crear formas, hacer un collage u otros trabajos manuales. Aviso muy importante: tienen que ser tijeras especiales para niños, de plástico con puntas redondeadas; no usar tijeras de otros usos. Búscalas de un tamaño adecuado para sus manos para que no se les salgan de los dedos fácilmente. Hay algunas muy divertidas con ondas o picos que les encantarán.


También se venden en papelerías unas hojas de foam de colores (o goma eva) que pueden recortar para crear distintas formas. Cuando comienzan a conocer las letras y los números, colorearlos y recortarlos puede ser una buena manera de aprender jugando.




Les tentará recortar todo lo que vean, por eso debes vigilar de cerca la tarea y dejarle revistas viejas o folios que no te importe que haga jirones.
Hasta que aprenda a usar las tijeras pasará por varias etapas. Al principio sólo hará cortes lineales y poco a poco aprenderá a perfilar las figuras. Verás que usa posturas de manos muy extrañas para manejarlas.


A partir de los cuatro años, cuando son capaces de dibujar personas que pueden reconocerse como tales significa que está preparado para recortar con las tijeras a voluntad.
Lola Rovati 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tus opiniones y comentarios