viernes, 7 de agosto de 2009

Primeros Auxilios en el Hogar

MAMA AL RESCATE
Primeros Auxilios para Accidentes Domésticos

Cuando ocurre un accidente doméstico muchas veces nos sentimos paralizadas por el miedo y la impotencia de no saber qué hacer. Para que no vuelvas a sentir esta sensación te proponemos las reglas básicas para saber reaccionar ante situaciones de emergencia. Son los primeros auxilios.
Evitar mayores complicaciones Aunque pueda parecer que el hogar es el lugar más seguro, las estadísticas nos indican lo contrario. Cada año son más los accidentes domésticos que se suceden en nuestras casas. El saber atender estas lesiones y accidentes puede contribuir a evitar mayores complicaciones, aliviar el dolor e incluso, en casos más graves, salvar el miembro o la vida de una persona, hasta la llegada de los Servicios Sanitarios Especializados. Las técnicas son fáciles de aprender y los remedios son simples e inocuos. Pero el esfuerzo merece la pena...
Para aplicar la técnica adecuada has de tener en cuenta qué tipo de quemadura vas a tratar.

Quemaduras
Es el accidente doméstico más común producido en los hogares españoles. El fuego de la cocina, la comida hirviendo o algunos productos de limpieza altamente corrosivos, son las principales causas de las quemaduras. Para aplicar la técnica adecuada has de tener en cuenta qué tipo de quemadura vas a tratar:
De primer grado (la piel sólo está enrojecida)1. Refresca la quemadura con agua a una temperatura de entre 10 y 20 grados centígrados. 2. Observa la zona, por si se produjera algún cambio.
Segundo grado (la piel se quema y aparecen ampollas)1. Lava la zona afectada con abundante agua durante al menos 5 minutos. 2. Si la ampolla está intacta poner antiséptico sobre ella y cubre con un paño limpio o compresa estéril. 3. Si la ampolla está rota, trátala como una herida. Lávate las manos y aplica antiséptico, recortar con una tijera limpia la piel muerta e imprégnala nuevamente con antiséptico. 4. Colocar una tirita para evitar el dolor y la infección.
Tercer grado (la piel está carbonizada)1. Lava la zona afectada con abundante agua durante al menos 5 minutos. 2. NO retires los restos de ropa. 3. NO revientes las ampollas que aparezcan. 4. NO des pomadas de ningún tipo. 5. Envuelve la parte afectada con un paño limpio, toallas o sábanas, humedecidas en suero, agua oxigenada o agua. 6. Llama rápidamente al servicio de urgencia.
Accidentes eléctricos
Piensa por un momento qué sería de nuestras vidas sin la electricidad. Los aparatos eléctricos han invadido nuestros hogares y con ellos han aumentado el peligro de accidentes debido a la mala manipulación de los mismos. Pero, ¿sabes qué hacer ante una electrocución?

1. Desconecta la corriente. Para evitar que la corriente pase a ti, aíslate debidamente usando calzado y guantes de goma o subiéndote sobre una tabla.
2. Si el accidentado queda unido al conducto eléctrico, sepárale por medio de un palo aislante, por ejemplo, de madera seca.
3. Revisa sus signos vitales. Por lo general, puede sufrir pérdida de conocimiento al recibir la descarga y quemaduras.
4. Si la víctima se encuentra inconsciente, realiza la reanimación cardio-pulmonar.
5. No coloques agua en las quemaduras.
6. En cuanto puedas trasládalo a un centro asistencial.
Envenenamientos e intoxicaciones
Los niños suelen ser muy dados a este tipo de accidentes. Hay que mantener lejos de su alcance cualquier producto que pueda ser peligroso para su salud. Pero si en un descuido, y después de muchos malabares, ha logrado alcanzar el armario donde escondes los productos de limpieza, ten en cuenta los siguientes consejos:
Si lo ha ingerido:
1. Provócale el vómito y dale bastante líquido. Pero si percibes algún olor extraño (a bencina o parafina), o si ha consumido sosa cáustica, ácido nítrico o sulfúrico, no le hagas devolver porque puede volver a causar quemaduras en su salida.Tampoco servirá de nada que vomite si hace más de dos horas que ingirió el producto puesto que es muy probable que ya esté disuelto en la sangre. 2. Trasládalo cuanto antes a un centro asistencial.
Si lo ha respirado:
1. Trasládalo a un lugar abierto.2. Suelta las ropas en cuello y cintura.3. Practícale la respiración boca a boca si no respira.4. Trasládalo rápidamente a un centro asistencial.
Si lo ha absorbido por la piel:
Nos referimos, por ejemplo, en el caso de insecticidas o desinfectantes de plantas.
1. Pon a la víctima bajo un chorro de agua.2. Retira la ropa mojada.3. Cúbrele con ropa limpia.4. Trasládalo a un centro asistencial.
Técnicas ante hemorragias y heridas
¿Quién alguna vez no se le ha escapado el cuchillo y se ha hecho una pequeña herida? Es más, ¿quién en este último mes no ha sufrido en casa algún tipo de corte o golpe con hemorragia? Estos pequeños accidentes están a la orden del día. Así que seguro que eres una experta en curar este tipo de heridas. Pero ¿qué pasa cuando la hemorragia no para y la herida tiene unas dimensiones importantes?

1. Acuesta a la persona afectada, si es posible con la cabeza ligeramente más abajo que su tronco o las piernas. Esta posición reduce las posibilidades de desmayo, incrementando el flujo sanguíneo al cerebro. Si es posible eleva el sitio del sangrado para reducir el flujo sanguíneo.
2. Limpia la herida.
3. Aplica presión sobre la herida con un vendaje estéril o un trapo limpio.
4. Mantén presión hasta que pare el sangrado y cuando cese envuelve cuidadosamente la zona sangrante.
5. Si el sangrado continúa y traspasa el trapo, no lo quites. Añade más material absorbente encima.
6. Si el sangrado no se para con presión directa, aplica presión a la arteria más importante que nutre de sangre el área de la herida.
7. Una vez que el sangrado ha sido controlado, lleva a la persona herida a un servicio de urgencias. Si no eres capaz de parar la hemorragia, llama al servicio de urgencias para que la vengan a buscar cuanto antes.

Ahogamientos y atragantamientos
Durante las comidas has de masticar muy bien los alimentos ya que puede pasar que algún cuerpo, por su tamaño, quede atascado entre el esófago y la traquea. También hay que tener cuidado con los niños que son muy dados a meterse cualquier cosa en al boca pudiendo resultar muy peligroso. Si el cuerpo en cuestión se estanca presionando la epiglotis e impidiendo la respiración, has de hacer que salga si no quieres llevarte un serio disgusto. Para ello debes realizar la denominada maniobra de Hemlich.

1. Coloca a la víctima de pie o sentada. Sitúate de pie y por detrás, abrazándola a nivel de la cintura.
2. Coloca una mano plegada como un puño a nivel de su abdomen y con la otra mano agarra la muñeca de la mano anterior.
3. Repite presiones intensas hasta que el objeto causante del problema sea expulsado por la boca.

Contusiones, esguinces y fracturas
Es muy común las contusiones producidas por un golpe con algún mueble de la casa, con las escaleras o con las puertas, pero aunque el dolor suele ser intenso no pasa de manifestarse con un mero cardenal. Para evitar que se hinche la zona debes:
1. Aplicar frío local.
2. Elevar el miembro para que circule bien la sangre.Los problemas más graves derivados de golpes o caídas desafortunadas son los esguinces y las fracturas. Para enfrentarte a este problema la palabra clave es “inmovilización” de la zona afectada.
A partir de aquí, unos sencillos pasos pueden ser vitales para la recuperación total del miembro afectado.
1. No muevas al accidentado si no es absolutamente necesario.
2. Retira cualquier elemento que puede impedir la buena circulación de la zona (anillos, relojes, pulseras, calcetines...).
3. Explora la movilidad y sensibilidad del miembro afectado.
4. Inmoviliza la zona afectada. Si estás ante una fractura, alinea el foco de la misma con suave tracción, evitando movimientos bruscos.
5. Cubre la herida con apósitos estériles si es una fractura abierta, y retén la hemorragia (si se produce) antes de proceder a su inmovilización.
6. No le des ningún calmante, por si requiere anestesia.
7. Trasládalo inmediatamente al centro sanitario para su tratamiento definitivo.

Y si vas de Urgencias recuerda que no se atiende a los pacientes en orden de llegada, sino en función de su gravedad.
Ante todo, mantén la calma Aunque cuando se produce un accidente doméstico la situación es tensa, no te sientas coercionada por la situación. Mantén los nervios a raya, sólo así serás capaz de poner en práctica de forma eficaz todo lo que te hemos enseñado. Sobre todo has de tener en cuenta tres reglas de oro:
1. No debes mover al herido, especialmente si ha perdido la conciencia o se queja de dolor de cuello.
2. Llama cuanto antes a los teléfonos de urgencia
3. Mantente siempre al lado del enfermo hasta que acuda la ayuda.




Botiquín de urgencias
Para estar bien preparado ante cualquier eventualidad conviene tener en casa un botiquín que incluya lo siguiente:
- Algodón.
- Gasas Estériles.
- Esparadrapo.
- Antisépticos.
- Tijeras afiladas.
- Tiritas.
- Termómetro.
- Aspirina o paracetamol.
- Agua Oxigenada.
- Alcohol de 96°.
- Solución antiséptica tipo "Betadine".
- Crema antiséptica tipo "Bacitracina".
- Crema de hidrocortisona, para picaduras e inflamaciones locales.
- Vendas.

Otras medicaciones que conviene que tenga a mano incluyen antihistamínicos, medicaciones anti-diarreicas (tipo "Protector") y todas aquellas medicaciones específicas que la familia necesite.

NOTA
Cómo medir el pulso
1. Con las yemas de índice y corazón, localiza el área en la muñeca junto al tendón extensor del pulgar (en la parte exterior donde se flexiona la muñeca). No aprietes mucho porque si no obstruirás el flujo y no sentirás nada.
2. Cuenta las pulsaciones durante 15 segundos y multiplicalas por 4

3 comentarios:

  1. Anónimo9.8.09

    esta super bien el articulo los felicito, sigan poniendo informaion importante como esta. r.g.o

    ResponderEliminar
  2. Anónimo19.8.09

    Informacion de mucho valor para la familia y nuestros niños.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo31.8.09

    estas informaciones son muy utiles
    para los padres que no tienen idea
    de primeros auxilios y esta pag fue una gran idea
    sigan poniendo mas informacion por que es
    muynesesaria

    ResponderEliminar

Gracias por tus opiniones y comentarios